Haciendo el loco

Bielsa Es cierto que la prensa ha festinado con los jueguitos de palabras que incluyen el sobrenombre “Loco”, pero para qué vamos a ser menos que el resto siendo éste nuestro debut en las lides bloggeras.

Además el título simplemente dice la verdad. Apenas supimos (nosotros los sabandas del periodismo deportivo) que Marcelo Bielsa estaba en Chile, nos volvimos todos locos. Es como si el entrenador trasandino nos hubiera contagiado su insanidad apenas pisó suelo de este lado de la cordillera.

Si no me equivoco, Radio W destapó la cajita de pandora el sábado en la tarde. Los del Carrusel anunciaron que el ex técnico de la selección Argentina había llegado a Santiago en el vuelo 622 de LAN, proveniente de Asunción, donde había estado viendo el debut de su amigo Javier Torrente como entrenador de Cerro Porteño.

Fue una verdadera bomba noticiosa. ¿A qué vendría este sujeto si no era a cerrar el negocio y quedar vinculado definitivamente con la Roja? Llamados iban y venían. A Harold y a toda la plana mayor de la ANFP. ¿Qué dice Zarzar? ¿Qué dice Contador? ¿En qué hotel está y cuándo se va? Muchas dudas y pocas respuestas.

Y qué mejor que empezar a moverse para conseguir las respuestas. De inmediato partieron los colegas a la casa del timonel del fútbol chileno y a los hoteles y restoranes del barrio alto para verificar el paradero del obsesivo estratega argentino. Algunos falsearon un acento argentino mientras decían “Pasame a Marcelo, que estoy shamando de la Argentina” a algún incrédulo recepcionista de hotel. Otros acecharon el condominio de Mayne Nicholls y encontraron una negativa y airada respuesta de parte del funcionario de la FIFA. Anécdotas no faltaron.

Para la noche del domingo era evidente que Bielsa había hecho un espectacular trabajo despistando a la prensa. Nadie lo había visto salvo Mayne Nicholls y sus lugartenientes. Ni siquiera se sabía en dónde se estaba hospedando. Hasta se manejó la versión de que el “Loco”, al más puro estilo pajama party, “se estaba quedando a alojar en lo de Harold”. Se sabía que habían reuniones, pero no se sabía dónde. La expectación era máxima. Los medios volvieron a desplegar a todas sus tropas en los diversos lugares donde estaba teniendo lugar la cita, que probablemente culminaría con el anuncio de un nuevo DT para Chile.

A mí me tocó estar en uno de esos lugares: el hotel Las Acacias en Vitacura. El lugar parecía un cementerio. No había un ser vivo (que no fuera periodista, fotógrafo o camarógrafo) a kilómetros a la redonda. Había que bancárselo nomás. El dato era que allí estaba alojando Bielsa y que a alguna hora tendría que llegar. Pero nada pasó allí y nada pasó en la mayor parte de los puntos donde se suponía que pasaría algo. Nada. Incluso algunos se aburrieron y se fueron. Si hasta El Mercurio dejó su puesto botado…

Una hora después todos los demás nos dimos cuenta porqué. Por mera casualidad (según la infomación que manejo), El Mercurio dio con el paradero del hombre más buscado en Chile desde Schaefer, Matute Johns, Sakarach e Iturriaga Neumann. El hotel era Vespucci Suites y el restorán era el “Isla Negra”. Allí las cámaras del CHV y del periódico de los Edwards capturaron a Bielsa brindando con un pisco sour, para posteriormente ponerlo en primera plana. Todo un golpe, toda una hazaña. Pero todavía faltaba el anuncio, que debía ser una mera formalidad.

Sin embargo, hasta los que vieron al “Loco” terminaron desconcertados. Ayer no hubo ningún anuncio, sólo otra reunión, tras la cual Bielsa dejó nuestro país, tan calladamente como llegó. Luego, Mayne Nicholls aparece diciendo que todavía hay tres candidatos. ¿Qué pasó entonces? ¿Tanto esfuerzo para nada? Cuesta esperar hasta el jueves para saber la verdad, especialmente si llevamos dos semanas elucubrando sobre quién será el conductor de la Roja en su camino hacia Sudáfrica 2010. Tal vez ya esté todo arreglado, pero hasta que no haya un anuncio oficial, bien podemos seguir dando más palos de ciego.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo bielsa, futbol, opinion, prensa

Una respuesta a “Haciendo el loco

  1. piduco

    La presencia de Bielsa en Chile parecía ser una señal inequívoca. ¿Para qué vendría si no es para sellar su acuerdo con Harold Mayne-Nicholls? Los cercanos al “Loco”, además, han confesado que al trasandino le atrae el desafío (porque a estas alturas dirigir la selección chilena, más que cualquier cosa, es un desafío). Y han sido muy claros sobre la actitud que ha adoptado el estratega: si aceptó sentarse a conversar, es porque tiene interés. Si no lo tuviera, hubiese dicho que no desde un comienzo, asegura su círculo íntimo.

    Pero me quedan algunas dudas:
    -Si estamos tan cerca de fichar a Bielsa, ¿por qué el presidente de la ANFP maneja otras dos alternativas? ¿Será porque es previsor o porque sencillamente no ve muy seguro al técnico argentino?
    -Si Bielsa vino a Chile hay interés de su parte, está claro. Pero, ¿cuál será la imagen con la que se fue de vuelta a su país? ¿Qué le habrá parecido el manejo de Mayne-Nicholls? ¿Las instalaciones de Juan Pinto Durán? ¿El comportamiento de los hinchas y de la prensa? Pregunto aquello porque dijo que respondería en 72 horas definitivamente, cuando podría haber quedado todo amarrado ahora mismo. Quizás hubo varias cosas que no lo convencieron y debía discutirlas con sus cercanos. O quizás fue una estrategia. O sencillamente no tiene ninguna certeza sobre venirse a nuestro país.

    Aún así, por lo menos quedan 2 días más de esta historia, que se está alargando más de la cuenta y tiempo, a Chile, no es algo que le sobre en este momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s